miércoles, 7 de marzo de 2012

Zhang Daqian



Zhang Daqian (Neijiang, Sichuan, 10 de mayo de 1899 - Taipei Taiwan, 2 de abril de 1983), pintor tradicional chino, uno de los más cotizados de su país.

Aparte de la pintura tradicional de su país también cultivó estilos próximos al impresionismo y al expresionismo.

Su familia animó su dedicación a la pintura y la caligrafía y en 1917 marchó a Japón con su hermano mayor para aprender técnicas de color. Al poco viajó a Shangai para trabajar con dos famosos expertos en pintura y caligrafía de la época; conoció allí a los grandes maestros clásicos de la tradición china, una de las pasiones de su vida, de los que desde muy pronto se dedicó a formar una gran colección, formada, entre otras obras, por cientos de cuadros de las dinastías Tang a Quing. Asimismo se dedicó a copiarlos he hizo cuadros falsos imitando sus técnicas; sus primeras copias de Shitao engañaron incluso a los especialistas.

Salió de China a finales de los 40 y recorrió medio mundo -Argentina, São Paulo y California-, perfeccionando su estilo; a finales de los 50 empieza a desarrollar un problema en la vista y se pone a trabajar en sus características “pinturas salpicadas”, próximas al expresionismo abstracto de Jackson Pollock, pero que él decía inspiradas en el maestro clásico Wang Mo. Al visitar en 1956 a Picasso en Niza, este lo reconoció como el mejor pintor de Oriente

Fue uno de los más conocidos y más prodigiosos chinos artistas del siglo XX. Originalmente conocido como Guohua (tradicionalistas), pintor, por la década de 1960 también fue reconocido como un pintor moderno impresionista y expresionista. Zhang está considerado como uno de los más talentosos maestros forjadores del siglo XX.

Nacido en una familia de artistas en China, estudió técnicas sobre el teñido de textiles, en Kyoto, Japón, y volvió a establecerse tras una exitosa carrera de ventas en Shanghai .

Salió de China en 1948 y se trasladó a Mogi das Cruzes, Brasil, y luego a Carmel, California, antes de asentarse finalmente en Taipei, Taiwán.

Una reunión entre Chang y Picasso en Antibes en 1953, fue vista como la cumbre máxima entre los maestros más prominentes de Europa oriental y el arte occidental. Los dos hombres intercambiaron pinturas en esta reunión.

Las famosas falsificaciones de Chang son difíciles de detectar por muchas razones. En primer lugar, su capacidad para imitar a los grandes maestros chinos:

Prodigioso fue su virtuosismo en el medio de la tinta china y el color. Su producción abarcó una amplia gama, trabajaba sobre la base de los primeros maestros de la pintura china hasta las innovaciones de sus últimas obras que conectan con el lenguaje del arte abstracto occidental.

Tuvo una atención escrupulosa con los materiales que se utilizaba. Estudió el papel, tinta, pinceles, pigmentos, los sellos, la pasta de sello, y montajes de desplazamiento en detalle exacto. Trazaba siempre una breve inscripción en sus pinturas; a veces tenía también una posdata que describía el tipo de papel, la edad y el origen de la tinta, o la procedencia de los pigmentos que había utilizado.

Las falsificaciones de Zhang han sido adquiridas como pinturas originales en varios museos de arte; los más importantes de los Estados Unidos, incluyendo el Museo de Bellas Artes de Boston.




























No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor